Compartir:

Consuelo

Un destino

"Hay que conocer a Consuelo Behrens de Antía. Porque conocerla hace bien. Por eso este libro tiene tanto sentido. Para que como una buena noticia pase de mano en mano y de casa en casa, contagiando todo lo bueno que esta mujer suele darle a quienes tienen la suerte de cruzarse con ella"

 

Hay que saber de sus antepasados, esos que llegaron desde Alemania instados nada más ni nada menos que por el célebre geógrafo Alexander Von Humboldt, o de esos otros que apoyaron con sus vidas a los sitiadores de Montevideo en plena Guerra Grande. Hay que adentrarse en un romance de película, con amor a primera vista, casamiento con vestido confeccionado a domicilio y construcción de un hogar a prueba de balas. Hay que conocer su militancia junto a Wilson, su inteligencia para sortear los desafíos de dirigir un espacio como el Consejo del Niño postdictadura o acompañarla en la creación de un servicio social para los funcionarios de la Jefatura de Montevideo. 

Consuelo ha viajado por todo el Uruguay y ha recorrido medio mundo. Tiene una familia enorme, un círculo de amigos que es difícil de contar y un bául de recuerdos geniales que tienen que seguir pasando de generación en generación. 

Pero igual ella nos transmite la sensación de que empieza cada mañana como si tuviera todo por delante para descubrir y todo empezara de nuevo.



PalabraSanta