Compartir:

Olivos y aceites de oliva del Uruguay

Antigua tradición - Joven industria

Desde hace más de una década que Uruguay retomó su vieja tradición de olivos. Tradición que fue, como la mayoría, heredada de inmigrantes españoles e italianos que la trajeron en 1780. El cultivo primero estuvo radicado en Montevideo y luego se extendió al litoral norte del país. Según reza el proyecto preliminar de las autoras, “a mediados del siglo XX, el aumento del consumo de aceites refinados, y la apuesta al cultivo de cítricos provocan el abandono generalizado de los olivares”.

Hoy, el aceite de oliva está pisando fuerte en la producción uruguaya. Con un aumento interesante en la última década, la cantidad de hectáreas cultivadas pasó de menos de 1000 a 9000. Y sigue creciendo.

Vale la pena entonces contar esta historia, recuperar la magia del olivo y sus raíces nacionales. Vale la pena contar con un libro de cuidado diseño y calidad en sus contenidos, para presentar a ASOLUR (Asociación Olivícola del Uruguay) y su historia. 

Isbn:   978-9974-8401-7-1                                                    Precio: $ 800                                         Cantidad de páginas: 136



PalabraSanta